Entidad

CERNA es una empresa consultora con sede principal en Lugo (Galicia), creada en el año 2002 y que desarrolla su actividad en el ámbito de la Ingeniería Medioambiental (Gestión, Ingeniería y Asesoría Medioambiental).
Las principales ventajas competitivas de la entidad son:

  • Ofertar servicios integrales de gestión medioambiental a empresas y explotaciones agroforestales, así como a las diferentes Administraciones Públicas.
  • Mayor calidad y rigor técnico en todos los trabajos, incluyendo en todos ellos ideas innovadoras, lo que permite buscar soluciones y aportar valor añadido.
  • Aplicación de nuevas tecnologías y optimización y desarrollo de nuevas metodologías de trabajo, todo ello adaptado al marco geográfico en el que ofrece sus servicios (local, regional, nacional e internacional).

Las palabras clave en nuestros servicios son gestión integral, rigor técnico e innovación.

Los valores que definen la filosofía de nuestra entidad contribuirán a estudiar y analizar las diferentes situaciones de partida, definiendo a partir de las directrices marcadas por la línea promotora los objetivos que se pretenden conseguir, generando diferentes alternativas y eligiendo la solución óptima, hacia la cual se encaminarán todos nuestros esfuerzos.

Cabe destacar entre los principales valores de la entidad:

  • rigor (gusto y satisfacción por las cosas bien hechas a través de un trabajo constante, permanente dedicación y líneas de innovación).
  • sobriedad (integridad y consistencia de las soluciones seleccionadas de manera que sean óptimas y el valor generado supere las expectativas de partida)
  • equilibrio (estabilidad en la estructura y gestión empresarial que permita ofertar en todo momento un servicio de calidad)

Nuestra entidad ha creado un equipo de trabajo que está compuesto por personal técnico de alta cualificación y versatilidad, contando así mismo con la colaboración externa de otras entidades especializadas que refuerzan el carácter multidisciplinar de los servicios ofertados.

Nuestro trabajo es un desafío continuo en el que el consultor se involucra en la actividad del cliente y actúa como un integrador que posibilita el que todas las piezas se consoliden para que un proyecto funcione.

La entidad dispone de completos equipos informáticos (hardware y software) perfectamente adaptados al tipo de trabajos que se realizan; se dispone también de equipos de medición topográfica, equipos para mediciones dasométricas, y otros medios auxiliares necesarios para realizar todos los trabajos con eficiencia y precisión. Como corresponde a una empresa de ingeniería, en la que en gran medida sus técnicos tienen una formación multidisciplinar, la estructuración funcional está dotada de gran flexibilidad, para así poder adaptarse a las necesidades impuestas en cada momento.

La empresa se encuentra estructurada en 5 sectores o áreas, de funciones claramente diferenciadas: Administración, Ingeniería, Formación, Comunicación e I+D+i. El motor de la empresa descansa sobre el Área de Ingeniería, en la cuál, a través de su departamento técnico, se llevan a cabo la mayor parte de las líneas de trabajo.

Calidad - la entidad fundamenta su gestión en la mejora constante de la calidad en el diseño y ejecución de metodologías de trabajo y procedimientos para cada una de las tareas a realizar. Todas las metodologías de trabajo y procedimientos son evaluados y aprobados por el responsable del control de calidad, que a la vez supervisa el rigor técnico en cada uno de los trabajos, fijando nuevos requisitos que mantengan la estrategia de mejora continua.

Medio Ambiente - la entidad en su gestión adquiere el compromiso de contribuir al desarrollo sostenible, reduciendo al mínimo el impacto de su actividad sobre el medio ambiente y optimizando la planificación y uso de los recursos naturales. Cabe destacar el compromiso adquirido en los principios de actuación que se enuncian a continuación:

  • Cumplimiento de las normativas medioambientales vigentes.
  • Líneas de Gestión enfocadas a la sostenibilidad de los recursos naturales.
  • Optimizar las líneas de control en el uso eficiente y racional de los recursos.
  • Fomentar el reciclado y reutilización de consumibles.
  • Formar e incentivar al personal en materia de protección y respeto al medio ambiente.